Francisco. Política y Sociedad.

Francisco. Política y Sociedad.

Es un hombre alegre, me recuerda a mi abuelo. Un hombre sabio. Sus ojos reflejan la sabiduría de la edad, la experiencia y mucha lectura.

 

Dominique Wolton llega a la sala donde lo esperamos sonriente, excitado, ansioso de compartir con nosotros la experiencia de su encuentro con el Papa Francisco.

 

Un encuentro en etapas, 12 para ser más exactos, durante un año. Encuentros “nada convencionales”, privados y “con muy buen humor”. Fruto de ese encuentro es el libro que acaba de publicar Ediciones Cristiandad bajo el titulo “Papa Francisco. Política y Sociedad”

 

Un libro que, según nos confiesa, ha sido validado directamente por el Papa y dos colaboradores. Un libro que escapa a cualquier tipo de censura o corrección y que presenta el pensamiento del Papa sin filtros de ningún tipo, algo que se nota (y mucho) al leerlo.

 

El sociólogo francés (Camerún, 1947) y experto en comunicación, vibra al recordar sus encuentros con Francisco y me llama la atención, dada su condición de agnóstico.

 

-       ¿Por qué un agnóstico se interesa por lo que piensa el Papa? -le pregunto-

 

-       Soy un hijo de la escuela publica. Nunca he “sufrido” a los curas, los prefiero más bien lejos… Pero la Iglesia me interesa, más allá de sus errores, por sus dos mil años de historia y poder político. Del Papa me interesa su visión como laico, su visión no clerical, cercana… Me podría ir de vacaciones con él -bromea-. El Papa tiene una mirada global, más allá de Europa y la Iglesia es la única organización realmente global. Esto queda claro con la renovación del Colegio Cardenalicio que él ha emprendido: por primera vez en la historia ya no tendrá mayoría europea.

 

Como investigador de la comunicación me sorprende su capacidad de comunicar, sus gestos políticamente incorrectos. Francisco habla con el Evangelio, condena a los poderosos, habla de ecología…

 

 

Un libro resistido.

 

Este libro, afirma Wolton, ha encontrado muchas resistencias por parte de los medios y parte del episcopado francés. Lo mismo parece suceder en otros países donde empieza a editarse ¿la razón? Francisco “no es amado por todos” nos dice.

 

En Polonia, donde acaba de ser editado, la curia le ha dado la espalda y al acto de presentación solo asistieron -afirma el autor- “aquellos que quieren pasar pagina”.

 

Claramente la visión “popular” de Francisco, la búsqueda de una “Iglesia abierta al mundo contemporáneo”, no convence a todos.

 

“Francisco es un Papa mitad jesuita y mitad franciscano”. Wolton relata la anécdota de un cardenal que decía “ya esta bien de Santa Marta” haciendo alusión al cambio radical que el cambio de residencia del Papa ha supuesto en algunos estamentos de la Curia Romana.

 

Los abusos sexuales.

 

Alguien le pregunta si habló con el Papa sobre los matrimonios homosexuales. La postura de Francisco parece clara: esta de acuerdo con las uniones civiles, pero no con la equiparación al matrimonio.

 

Uno de los grandes problemas, afirma Wolton, es la resistencia que el Papa suscita en relación con los abusos sexuales. Muchos le acusan de no querer actuar, pero, en realidad, Francisco tiene una posición valiente para denunciar, pero no actuar sin pruebas concluyentes. Esto hace que los tiempos de reacción sean largos. Pero lo que el Papa busca es actuar también contra la “tiranía de la denuncia”, la tiranía de la opinión publica.

 

La solución al problema de la pedofilia requiere tiempo y nuestra sociedad no admite ese factor.

 

La mujer en la Iglesia.

 

“Me sorprendió que se mostrará tan abierto y cercano en relación con la presencia de las mujeres en la vida de la Iglesia”.

 

En el capitulo 7, el dialogo entre el autor y el Papa, se dirige hacia la presencia de las mujeres en la vida de la Iglesia. Allí Francisco relata su relación con una mujer que “le enseñó a pensar la realidad política. Era comunista”, afirma el Papa.

 

La mujer en cuestión era Esther Balestrino de Careaga, paraguaya, cercana a los movimientos comunistas y una de las fundadoras de las Madres de la Plaza de Mayo.

 

“Durante la dictadura hizo <<pfftt…>>, la mataron. Fue capturada en el mismo grupo que dos monjas francesas, estaban juntas… Ella me dio libros, todos comunistas, pero me enseñó a pensar la política. Le debo mucho a esa mujer”. Recuerda el Papa.  

 

El problema de la poca presencia de la mujer en el Vaticano no es, en palabras del Papa, un tema de misoginia, sino otros. Pero esta convencido de que las reformas iniciadas darán, progresivamente, más relevancia y poder de decisión a la mujer en el seno de la Iglesia.

 

Algunas frases del Papa:

 

“La tradición es un movimiento”

“La tradición no es una cuenta bancaria inmutable. La tradición es la doctrina que está en camino, que avanza. Cuando la tradición se convierte en ideología deja de ser tradición. Ya no esta viva”

 

“Hay ideas nuevas, y yo me pregunto si estas ideas nuevas, como la ideología de género, no reposan en el fondo sobre el miedo a las diferencias”.

 

La caridad no es coger una moneda y tenderla a alguien sin ni siquiera tocarle la mano”

 

“Los jóvenes quieren que se les hable a la cara, sin que les cuenten historias, sin mentiras”.

 

Europa ha explotado Africa… ¡No se si esto se puede decir! ¿Quién proporciona las armas? Nosotros… Nosotros se las proporcionamos para que ellos, finalmente, se destruyan. Nos quejamos de que los inmigrantes vengan a destruirnos. Pero ¡somos nosotros los que les enviamos los misiles! … No tenemos derecho a no ayudar a la gente que llega”.

 

“El proselitismo, no sé si puedo decirlo, ¡no es muy católico! … La Iglesia crece por atracción, no por proselitismo”

 

Las dos grandes debilidades de la Iglesia son “el clericalismo y la rigidez”.

 

“Si eres pastor es para servir a la gente, no para mirarte al espejo”.

 

Un Papa libre.

 

En palabras de Wolton “Francisco es un hombre mucho más libre hoy que hace 30 años. Ahora dice las cosas que piensa. No es un conformista”.

 

“Solo habla de los pobres, de los desfavorecidos… es el Evangelio… Realmente no le gustan los poderosos, por eso se refugia en esa pequeña habitación de Santa Marta. Anhela el contacto con el pueblo.

 

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
   Página web: (Url con http://)
* Comentario:
Escribir Texto

PayPal